Saltar al contenido
Portada » Reportajes » Carabanchel, un barrio… sin cines

Carabanchel, un barrio… sin cines

cine florida

El Florida y el España fueron los dos últimos cines que cerraron en Carabanchel. Ocurrió en los años 2000 y 2005. Fueron los últimos supervivientes de una lista interminable de cines que no muchas décadas antes se multiplicaban por nuestro barrio. Por desgracia, todos ellos han sucumbido a los nuevos tiempos. La consolidación de la televisión acabó con los primeros, mientras que la llegada de los centros comerciales dio la estocada a los que resistieron a ese primer envite. Hoy, en la era de Netflix, Amazon Prime o HBO se nos hace hasta raro acudir al cine. Aquellos edificios sobreviven hoy reconvertidos en supermercados, bingos o gimnasios. Otros han corrido peor suerte y ni sus cimientos han pervivido, dando paso a nuevos edificios de viviendas. Esta es la (triste) historia de los cines de Carabanchel.

Nota del autor: Este artículo bebe principalmente de dos fuentes. En primer lugar, la conferencia que hace apenas unos días impartió Antonio Ferrer en el centro cultural de La Prensa. Por otro, del corto documental “Carabanchel, un barrio de cine”, dirigido en 2007 por Juan Carlos Zambrana, bajo guion de Rafael Nieto. Este, podéis verlo en Youtube.

El cine llega a Madrid… y a Carabanchel

El cine llegó a Madrid en 1896. En concreto, el 15 de mayo, día de San Isidro. Fue ese día, en una casa situada en la Carrera de San Jerónimo, 32, donde se pudo ver por primera vez el magnífico invento que los Hermanos Lumiére habían presentado ya en Francia y Estados Unidos apenas unos meses antes.

Pocas semanas más tarde, llegó a Madrid el francés Alexandre Promio, operador de cámara de los Lumiére, con la intención de grabar las primeras imágenes en España. Suyo es el film «Arrivée des toréadors» (Llegada de los toreros) y otras secuencias que grabó en Puerta del Sol, Puerta de Toledo, Campamento de Vicálvaro (o de Carabanchel, según algunas fuentes) y Príncipe Pío.

A partir de 1900, los cines ambulantes se convirtieron en los grandes protagonistas de los pueblos que circundaban Madrid. Tanto éxito tuvo el invento que los propios vecinos empezaron a reivindicar cines donde pasar su tiempo de ocio. Se empezaron a construir las primeras salas, que eran pequeñas y se situaban principalmente en los bajos de algunos edificios. Era la época del cine mudo. El más famoso de aquellos primeros años en Carabanchel (década de 1920) fue el Cine Sanz o Palacio de las Pipas, situado en la Glorieta del Ejército.

También son de esa época el Cine Bellón (en la calle Francisco Romero), el Cine Baleares (del que no tengo más datos) y el Cine San Isidro, en la zona del Paseo del Quince de Mayo. Este cine desapareció en la guerra, pero no fue el único. El Cine Ideal, situado en la Calle General Ricardos (a la altura de Urgel) voló por los aires. Lo había tomado el bando nacional y los republicanos lo dinamitaron. La explosión tuvo lugar el 15 de febrero de 1937.

voladura-cine-ideal

Voladura del cine Ideal. Fuente: Karabanchel.com

El boom de los años 60′

De aquella primera época, pocos más cines hay registrados en Carabanchel. Y es que el ‘boom’ de este negocio llegó principalmente en los años 60’, con la llegada de las casas de alquiler. Los constructores levantaban una casa y en el patio de atrás instalaban una gran sala cinematográfica. También en esa época llegaron los grandes cines: edificios enormes dedicados exclusivamente a echar películas. En Carabanchel, dos buenos ejemplos fueron los últimos en desaparecer: el Florida y el España.

En esa época de finales de los 60′ y principios de los 70′, Carabanchel llegó a tener hasta 15 cines en activo. Las colas daban la vuelta a la manzana para ver “Por un puñado de dólares”, “El apartamento”, “La evasión”, “Plácido”, “El bueno, el feo y el malo” o “Viridiana”.  Echaban dobles e incluso triples sesiones. Hoy, como bien sabéis, ya no queda ninguno de aquellos cines de barrio. Como alternativa, el Cine Yelmo de Isla Azul y sus múltiples salas.

Yelmo Cines Islazul

Yelmo Cines Islazul en Carabanchel Alto

Con la irrupción del televisor y su llegada a los hogares españoles, el cine fue poco a poco perdiendo público. Además, con la llegada de la democracia, la oferta cultural y de ocio creció y los cines se convirtieron en un divertimento más. Esto, sumado al boom de la construcción que vivió Carabanchel a partir de los años 60′, significó el fin de muchos de estos edificios. Y es que para los constructores resultaba mucho más fácil derribar el cine y construir viviendas que intentar reconvertir su estructura. De hecho, en nuestro barrio solo se conserva una fachada, la del Cine Imperio (Monseñor Óscar Romero, 21) y parte de lo que fue la fachada del Cine Florida (Alejandro Sánchez, 2).

óscar romero 21 cine imperio

Claro ejemplo de este despegue constructivo lo tenemos en el Cinema España, que se tiró abajo sin miramiento alguno en 2005. O en las importantes remodelaciones (hasta dejarlo irreconocibles) que sufrieron el Cine Los Ángeles (General Ricardos, 188) y el Cine Vista Alegre (Camino Viejo de Leganés, 107). Hoy, ambos ocupados por Mercadona.

Es más, durante años hubo vigente una ley por la que si se tiraba un cine había que levantar otro, aunque fuera más pequeño. También había otra ley que no permitía la construcción de dos cines a menos de 400 metros de distancia. Eso es algo que no se respetó en Carabanchel, puesto que en 1963 y 1965 se inauguraron casi pared con pared los cines Canadá y Kursal, ambos en Vía Carpetana, 143 y 147.

cine kursal

El cartel de Cine Kursal salió a la luz en la última reforma del Lidl

Con el paso de los años, esos cines se fueron convirtiendo principalmente en salones de boda y en bingos. Hoy, los que no han desaparecido o se han dividido en dos (algunos dedican el vestíbulo a un comercio y el antiguo patio de butacas a otro), acogen grandes supermercados y gimnasios. La oferta de ocio cambia y los cines desaparecen, al igual que las salas de fiesta, como ocurrió con el Kursal o con la Disco Imperio. Aun así, todavía perdura una única discoteca en lo que otrora fue un cine: El patio de butacas del cine Coimbra (en calle Francisco de Icaza con Avenida de Oporto) es desde hace años la discoteca La Rosa.

Cines muy grandes y concurridos

Cabe destacar que la gran parte de los cines que había en Carabanchel en esa década de los 60′, 70′ y 80′ del siglo pasado eran muy grandes. Algunos superaban las 1.500 butacas, lo que da a entender la popularidad que tenían.

En el cine se echaba literalmente la tarde. Jóvenes y mayores, cargados de pipas, se pasaban las horas en el cine viendo sesión doble más el NO-DO o incluso películas de dibujos animados y documentales. Lo único que echaban en falta eran las escenas más picantonas: la dictadura se encargaba de censurarlas. Como claro ejemplo, “Mogambo”, la película protagonizada por Clark Gable y Grace Kelly que convirtió en hermanos a los protagonistas gracias al doblaje. Es decir, convirtió en incesto un adulterio

En aquellos años, la gente acudía al cine con braseros y mantas. Los acomodadores echaban ‘flu flu’ para eliminar el olor a humanidad que se acumulaba tras horas y horas de salas repletas. Pero los cines fueron cerrando y con ellos se acabó también gran parte de la vida del barrio.  Y fruto de ese cambio de tendencia en el consumo, nació en 2008 el centro comercial Islazul, que acoge actualmente la sala multicine más arriba mencionada.

Por suerte, Carabanchel mantiene su Semana de Cine Español, que en 2022 ha cumplido 40 años. Desde su creación, la Semana de Cine se celebraba en los diferentes cines del barrio. Pasó por el Imperio, el Salaberry, Los Ángeles o el Florida. Desde que cerraron los cines, se realiza en los centros culturales de La Prensa y Lázaro Carreter. Una edición se trasladó al Islazul y fue todo un fracaso.

muestra carteles semana de cine español de carabanchel

Muestra de carteles en la última edición de la Semana de Cine

¿Volverá algún día a haber un cine en Carabanchel? Parece complicado. De hecho, no hace muchos años, cuando cerró la iglesia evangelista que ocupaba el antiguo cine Los Ángeles, se lanzó una campaña para intentar recuperarlo. Sin embargo, hoy, es un Mercadona. Y es que, como bien dice el director de cine carabanchelero Achero Mañas en el documental, “hace falta vida de barrio para mantener y recuperar las actividades del barrio”.

Cines de Carabanchel (dónde estaban y qué son)

  • Cine Vista Alegre (1950-1977): Camino Viejo de Leganés, 100. Tenía más de 1.000 localidades. Durante años fue el salón de Bodas y Banquetes La Catedral. Ahora es una Mercadona. Tenía 750 localidades.
  • Cine Sanz (1926-1972). Estaba situado en la Glorieta del Ejército, 1 (Antes Glorieta Bengalí, 1). Delante de la heladería Palazzo. Tenía 368 localidades. Tiraron abajo el edificio. En 1933, la escritora y diputada carabanchelera María Lejárraga dio un mitin con el Partido Socialista. También acogía festivales como el que recoge este documento.

cine sanz carabanchel anuncio espectáculo

  • Cine Carabanchel (1949) se reconvierte en el Cine Imperio (1955-1983). En Monseñor Óscar Romero, 21. Se mantiene la fachada. Hoy es edificio de viviendas. Fue discoteca desde 1983 hasta el principio de los 90’: la Disco Imperio. Cuando lo reconvierten en viviendas, levantaron una planta más.

Disco Imperio (años 80)

  • Cine Florida (1950-2000). Alejandro Sánchez, 2. Tenía 898 localidades. Sufrió un grave incendio en 1983. En su reconstrucción, le añadieron un bingo y una cafetería, si bien redujeron su patio de butacas a la mitad. Estaba en la esquina de General Ricardos con Alejandro Sánchez. El solar de al lado se utilizaba como cine de verano con sillas plegables de madera. Fue una de las sedes importantes de la Semana de Cine de Carabanchel. Probablemente, tuvo un antecesor del mismo nombre, pues en 1924 ya se hizo mención a un cine Florida que iba a abrir en 1925. Hoy hay un edificio de viviendas que ha mantenido parte de la fachada del cine. Un cafetería llamada “Florida” es lo único que recuerda que ahí hubo una vez uno de los cines más famosos de Carabanchel. De 1978 a 1983, echó películas S, es decir, aquellas que estaban a medio camino entre el destape y el inminente porno.

cine florida carabanchel

  • Salaberry (1961-1985): Estaba en la esquina de General Ricardos con calle Irlanda. Tenía un gran aforo: 1.400 localidades. Durante muchos años fue un bingo y el restaurante O’Choko. Hoy es un Mercadona.
  • Canadá (1963-1984): Estaba situado en Vía Carpetana, 147. Tenía aforo para 1.400 personas. Tras su cierre, se instalaron los Salones Altabe. Al final, también cerraron y en 2016 se abrió un gimnasio Basic-Fit.
  • Cine Bécquer (1956-1980): Estaba situado en la esquina de Antonio Vicent con Inmaculada Concepción. Se abrió con el estreno de «Sueños de circo», de Kurt Hoffmann y de «Luces de la ciudad», de Charles Chaplin. Tenía aforo para 998 espectadores. Tras su cierre se convirtió en almacén de mercancías; actualmente hay un edificio de viviendas.
Cine Bécquer

Cine Bécquer de Carabanchel

  • Cine Coimbra (1966-1987): Estaba en Avenida de Oporto, 41, esquina con Francisco de Icaza. Tras su cierre, y durante muchos años, estuvo “Hiper-Textil Chapinas”, (hoy mudado a General Ricardos, 230). Actualmente, en ese local hay un Super Bazar. Su patio de butacas tenía capacidad para 1.200 localidades. Muy cerca de donde estaba el cine, en el callejón Francisco de Icaza, se encuentra la discoteca La Rosa (antes llamada Zodiaco y, primeramente, Maixa, como bien recuerda el vecino Carlos Núñez). «A veces, se escuchaba la música a la vez que las películas», recordó otro carabanchelero durante la charla de Antonio Ferrer.
  • Cine Coral (1968-1987): Estaba situado en la Avenida de Carabanchel Alto. En concreto, en la Av. de Carabanchel Alto, 56 (antes General Franco, 18). Actualmente, hay unos estudios de doblaje (Ad Hoc). El vestíbulo se convirtió en un Bankia (hoy cerrado) y el patio de butacas en los ya mencionados estudios de doblaje, a los que se accede por el acceso al garaje de la izquierda.
Programa cine coral 1982

Programa del Cine Coral (1982)

  • Cine Oporto (1964-1989): Situado en Avenida de Oporto, 4. Tenía capacidad para 1.469 espectadores. Hoy es el Bingo Oporto.
  • Cine Kursal (1965-1989): Situado en Vía Carpetana, 143. Actualmente, es un supermercado Lidl. Tenía capacidad para 1.757 personas. Después fue sala de banquetes, hasta 2005, que se convirtió en el mencionado supermercado.
  • Los Ángeles (1961-1984): calle General Ricardos, 188. Se inauguró con los films: «Con la vida hicieron fuego» y con «Alias Jesse James». Capacidad para 724 espectadores. Se construyó en un edificio de viviendas para rentas limitadas, funcionó como Cinestudio durante 1987 y 1988 y acogió varias ediciones de la Semana de Cine Español de Carabanchel evitando así su interrupción cuando el cine Florida se incendió. Cuando cerró, hubo una iglesia evangélica durante años. Después, Mercadona compró todos los locales, incluido el del cine y el de la antigua cafetería “Los Ángeles” que había al lado y abrió un supermercado. Hubo una campaña para intentar proteger el cine y recuperarlo, pero al final no se consiguió. En sus últimos años, se recuerdan sus sesiones triples, maratones de cine, sesiones de terror…
Cine Los Ángeles

Cine Los Ángeles durante la V edición de la Semana de Cine

  • Cinema España (1947-2005): Fue el último en cerrar. Estaba en General Ricardos, 4. Se aprovecharon los muros de una finca demolida para construirlo. Tenía capacidad para 674 localidades en el patio de butacas y 246 en el anfiteatro. Desgraciadamente, se tiró abajo y se levantaron viviendas. Era bastante amplio. El nombre se le puso como homenaje a otro cine había estado situado en lo que actualmente es el Hotel Príncipe Pío (Cuesta de San Vicente, 14) y que tuvo gran popularidad.

cinema españa

  • Cine Bellón (1932-1967): Estaba situado en la calle Francisco Romero, 8. Solo funcionaba tres días a la semana con sesiones desde las 5 de la tarde y programa doble. Tenía 500 localidades. Cuando cerró, y durante muchos años, acogió a la zapatería Los Guerrilleros, también desaparecida. Fue uno de los primeros cines en cerrar, porque a finales de los 60′ ya se buscaban cines más grandes.
  • Cine Fátima (1968-1985): Situado en la calle Nuestra Señora de Fátima, 15. Abrió en 1968 y tenía 739 butacas. Durante años fue el mítico salón de bodas Lancaster Palace. Hoy es el Plaza China. Tenía fachada a la calle Espinar.
  • Cine Recreo (1936). Solo funcionó un día: abrió el 17 de julio de 1936; la guerra estalló el día 18 y acabó destruido.
  • San Isidro (1932-1936): Estaba muy cerca del puente de Segovia. El director de cine Carlos Serrano de Osma recordaba este espacio como algo singular, junto a la ribera del Manzanares, donde se bailaba mientras se proyectaban películas. Se autotitulaba teatro-cine y, en 1931, se informaba de que se cedía «para veladas teatrales».
  • Cine Bayón (1933). Fue uno de los primeros en levantarse en Carabanchel. Era un cine de verano al aire libre; estaba situado en la calle Baleares, 22. La casa todavía se conserva. En el Archivo de la Villa se conserva la licencia concedida para abrir este cine.
  • Cine Praga (1954-1985). Estaba situado en los bajos de Antonio López, 52. Era una sala de barrio con 400 butacas. Tras su cierre acogió al Restaurante Los Cigarrales. Ahora es un Primaprix. Justo al lado estaba también el Restaurante Los Cigarrales – Imperial. Ese se convirtió en 2018 en un local de comidas para llevar y ahora es un 100 Montaditos.
  • Cine Ideal en Mataderos; desapareció en la guerra. El bando republicano lo voló en 1937. Se encontraba a la altura de Urgel, en la acera de los pares.
  • Cine Castilla (no se levantó): En 1943 se proyectó la construcción de un magnífico cine, el Castilla en lo que hoy sería la intersección de General Ricardos con el Paseo Quince de Mayo, 1. Finalmente, al estar tan cerca del Cinema España se desestimó y nunca llegó a levantarse. Aun así, aquí podéis ver todo el proyecto.

-> Más reportajes de historia de Carabanchel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.